/* publisuites */ ¡Tierra a la vista!

30 noviembre 2010

¡Tierra a la vista!

Esta frase tan conocida podría ser la que lanzarán los atunes desde la cofa de un buque del Instituto Español de Oceanografía, ya que un grupo de científicos del IEO han conseguido, por primera vez en Europa, adaptar a la cautividad a juveniles de atún rojo en instalaciones en tierra. Por lo tanto, se allana el camino para que las granjas de atunes puedan conquistar la tierra y nos encontremos en el futuro inmediato con Thunnus thynnus en la propia Sierra de Guadarrama.

Los investigadores Fernando de la Gándara y Aurelio Ortega, y los técnicos Juan Ramón Prieto y Javier Viguri del equipo de cultivo de túnidos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), han conseguido adaptar a la cautividad en instalaciones en tierra de la Planta de Cultivos Marinos del Centro Oceanográfico de Murcia, a una veintena de juveniles de atún rojo capturados en las costas murcianas. Es la primera vez que se consigue esta adaptación en tierra con el atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus)), por lo que supone todo un logro y un gran avance en la domesticación de esta especie.






 Vídeo de cómo se capturaron, transportaron y adaptaron los juveniles de atún rojo. Fuente: IEO

Esta actividad se engloba dentro de las tareas previstas en el objetivo 3 del proyecto SELFDOTT para la domesticación del atún rojo: desarrollar para esta especie dietas artificiales que sean eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

Un nuevo tanque para el proyecto

La manipulación de esta especie es extremadamente difícil dada su enorme sensibilidad ya que se trata de un pez pelágico acostumbrado a vivir en un ambiente de aguas abiertas, en el que no existe obstáculo alguno, apuntan los investigadores del IEO. Las técnicas puestas a punto para la adaptación de ejemplares de atún rojo a la cautividad en instalaciones en tierra serán empleadas en el proyecto TANQUE, cofinanciado con fondos FEDER y liderado por Aurelio Ortega. Este proyecto va a dotar al IEO de una gran Instalación Científico Técnico Singular  (ICTS) para la reproducción del atún rojo, cuyo principal elemento lo constituirá un tanque de 25 metros de diámetro y 12 metros de profundidad, que albergará reproductores de atún rojo y cuyo objetivo principal es la obtención de huevos viables de esta especie.