11 enero 2013

Tabiques de Posidonia oceanica




El Instituto de Ecología Litoral de El Campello (Alicante) está trabajando en un proyecto para hacer viable el reciclaje de las hojas de esta planta acuática como material para paneles aislantes en la industria de la construcción, una investigación financiada con fondos europeos LIFE en la que participan el Instituto Tecnológico Textil de Alcoy (AITEX), la Asociación del Textil Valenciano de Ontinyent (ATEVAL) y la Universidad de Peruggia (Italia).

El proyecto Seamatter consiste en la reutilización de la posidonia para evitar los gastos que ocasiona a los ayuntamientos costeros la recogida y traslado a los vertederos, según ha explicado a Efe el director científico del Instituto de Ecología Litoral, Gabriel Soler. Al parecer, las hojas secas de posidonia ofrecen un buen resultado como aislante térmico y también absorben el sonido.

Las praderas de posidonia pierden gran cantidad de hojas entre septiembre y diciembre, a la manera de los árboles de hoja caduca, restos que se acumulan en la orilla y que en ocasiones provocan las quejas de los vecinos por los malos olores procedentes del material orgánico en descomposición. ¿Hay que retirarlas o mantenerlas en la playa? Esas arribazones cumplen una importante función para mantener los niveles de arena y evitar la erosión por los temporales, además de servir de alimento para diferentes organismos. Sin embargo, las grandes cantidades que se acumulan en algunos puntos de la costa obligan a retirarlas, si bien la Demarcación de Costas obliga a los ayuntamientos a secar la posidonia (para que suelte la arena y pueda ser repuesta en la playa) antes de llevarla al vertedero.

El Instituto de Ecología Litoral está trabajando también en el estudio de las dinámicas de las arribazones de posidonia en las playas para que la retirada afecte lo menos posible a la conservación del litoral.