/* publisuites */ Acotan el radio de desgasificación del volcán de El Hierro

27 marzo 2014

Acotan el radio de desgasificación del volcán de El Hierro

La desgasificación del volcán submarino de El Hierro se reduce a un radio de 200 metros alrededor del cono principal, según los primeros resultados de la tercera y última campaña del proyecto VULCANO que dirige el Instituto Español de Oceanografía.

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño, del Instituto Español de Oceanografía, regresó al puerto de Santa Cruz de Tenerife tras finalizar la tercera y última de las campañas sobre el volcán submarino de la isla de El Hierro en el marco del proyecto VULCANO. La desgasificación del volcán continúa pero solo afecta a un radio de 200 metros entorno al cono principal, el cual se encuentra a la misma cota que en marzo y octubre: 88 metros.

Investigadores de los centros oceanográficos de Canarias, Málaga, Cádiz y Baleares del Instituto Español de Oceanografía y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), a bordo del buque oceanográfico Ángeles Alvariño, regresaron el pasado domingo a Tenerife después de concluir la última de las campañas del proyecto VULCANO para investigar el estado del volcán submarino de la isla de El Hierro.

Los investigadores recogieron durante 20 días 23 millones de registros de variables oceanográficas, 600 litros de agua analizada, realizaron una nueva batimetría del volcán en 3D, tomaron más de 36 horas de grabación submarina y lograron recuperar la boya, instalada hace unos meses, y que había resultado estar hundida a 200 metros de profundidad.

Tras el análisis preliminar de las muestras recogidas alrededor de toda la isla de El Hierro, los investigadores afirman que las aguas herreñas se encuentran en perfecto estado de salud. A excepción de una pequeña área con radio 200 metros alrededor del cráter principal del volcán submarino, no se han registrado anomalías significativas en ningún punto de la periferia de la isla desde la superficie del océano hasta los 1200 metros de profundidad.

La delimitación del área sobre el volcán submarino, donde aún a día de hoy la fase de desgasificación continua activa, se ha podido realizar tras el procesado de los datos recogidos por dos nuevos sensores prototipo instalados en la roseta y suministrados por la Agencia Federal de Estados Unidos NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) gracias a dos convenios, firmados uno con el IEO y otro con la ULPGC.

A falta de un análisis final de los datos batimétricos, el nuevo mapa en 3D realizado sobre el volcán submarino muestra que el cráter principal del edificio volcánico se encuentra a la misma cota que en marzo y octubre de 2013, 88 metros con respecto a la superficie.

Además, gracias al ROV Liropus 2000 del Instituto Español de Oceanografía, se han tomado imágenes de alta resolución del edificio volcánico submarino, mostrando la rápida tasa de recolonización del ecosistema marino.