18 febrero 2011

Peces robots contra la contaminación marina

Cinco robots con forma de peces y con capacidad de medir el oxígeno en el agua y los niveles de sustancias contaminantes a través de sensores se utilizaráb en el Puerto de Gijón para monitorear los niveles de contaminación en la zona.

Los robots, que nadan como si fueran peces de verdad para camuflarse en la naturaleza y evitar que la fauna acuática se asuste, funcionan con baterías eléctricas y pueden comunicarse con una central a través de Wi Fi y compartir datos entre ellos.
Esta actividad forma parte del Proyecto SHOAL, que es un proyecto europeo de investigación financiado con cargo al 7º Programa Marco, en el que participa la Autoridad Portuaria de Gijón.


Publicado en YouTube


SHOAL tiene como objetivo desarrollar un número de peces robóticos, que trabajan juntos, con el fin de controlar y buscar la contaminación en los puertos y otras zonas acuáticas. Los métodos tradicionales de vigilancia de la contaminación implican obtener muestras de alguna manera (buzos) y luego enviar las muestras al laboratorio para ser analizados, todo el proceso toma tiempo y hace que la información no sea en tiempo real.

SHOAL tiene como objetivo hacer que este proceso se produzca en tiempo real. Al tener peces autónomos que controlan la contaminación mediante sensores químicos las medidas se realizan in situ en tiempo real. Además de esto, si los peces encuentran cantidades significativas de contaminación y se deduce que viene de una fuente, todos trabajarán juntos para encontrar la fuente de la contaminación para que de este modo el puerto puede detener el problema a tiempo antes de que más la contaminación vaya en aumento.