/* publisuites */ Los corales del Caribe están enfermos de WBD

31 julio 2011

Los corales del Caribe están enfermos de WBD




Científicos de Estados Unidos redoblan esfuerzos para determinar la causa de una enfermedad que ha ocasionado la desaparición de más del 90% del coral que forma el arrecife que protege el hábitat marino y suministra una barrera natural contra los huracanes en el Caribe.

Durante miles de años, el acropora era el coral predominante en el Caribe, pero más de tres décadas de la enfermedad de banda blanca, conocida como WBD, han destruido su capacidad para sobrevivir, según un informe divulgado este sábado por la Universidad de Florida (UF).

Esa situación ha forzado a la vida marina a salir de esos hábitats y quedar expuesta a los ataques de los depredadores.

"Cuando esas estructuras desaparecen, algunas especies de peces no tienen adonde ir y toda la comunidad marina comienza a colapsar", dijo Jennifer Lentz, de la Universidad de Luisiana y autora principal del informe.

Para hallar el origen de la enfermedad, investigadores utilizan como herramientas el Sistema de Información Geográfica (SIG) y un programa que analiza enfermedades en seres humanos.

"Esas técnicas han sido relativamente poco usadas en la investigación sobre el coral. Con esos métodos, obtendremos un mejor entendimiento de la distribución de la enfermedad en el arrecife", dijo el profesor de geografía de la UF Jason Blackburn, coautor del informe.

Los microbiólogos y toxicólogos con frecuencia efectúan pruebas de laboratorio en muestras pequeñas simples de acropora para determinar los factores que contribuyen a la aparición de la WBD en el Caribe.



Esa enfermedad es identificada como una banda blanca que se mueve desde la base del coral hacia arriba, matando su piel y dejando el esqueleto expuesto, según el informe que fue publicado este mes en la revista PloS One.

Algunos científicos sugieren que la WBD no es ocasionada por un agente externo como una bacteria, sino que es una respuesta de estrés del coral en reacción a los cambios en el ambiente marino como la contaminación del océano y un aumento de la temperatura del agua debido al cambio climático.

Blackburn dijo que el origen aún no está claro y la meta del estudio fue utilizar el SIG y otros métodos para investigar los patrones de un brote de WBD que podría apuntar a un medio de transmisión o causa.

Fuente: EFE