25 octubre 2012

El 'Ángeles Alvariño' estará dos meses en aguas canarias




El Ángeles Alvariño estudiará la biodiversidad de tres montañas submarinas, el transporte de calor en el océano y las aguas en torno al volcán de El Hierro.

Durante dos meses, el nuevo buque oceanográfico del Instituto Español de Oceanografía (IEO) Ángeles Alvariño, llevará a cabo tres campañas científicas de diferente naturaleza, en las que se estudiarán desde la biodiversidad de tres montes submarinos hasta la regulación del clima en el océano.

La primera de las campañas comenzará el sábado 27 de octubre y tiene como fin estudiar la biodiversidad de tres montañas submarinas: el banco de la Concepción, al noroeste de Lanzarote, y los bancos de Amanay y el Banquete, al sur de Fuerteventura. Durante esta campaña, enmarcada en el proyecto LIFE+INDEMARES, se realizarán por primera vez muestreos visuales de estos fondos marinos gracias al robot submarino Liropus2000 y al vehículo submarino remolcado Aphia2012.

Tras más de un mes de investigación, el 5 de diciembre, habrá un cambio de personal científico en el barco y se dará comienzo la campaña RAPROCAN, durante la cual se estudiará el transporte de calor en uno de los componentes principales del sistema climático del planeta: el denominado Bucle Latitudinal, que recorre el norte de las Islas Canarias. Además, al finalizar este estudio y dentro de la misma campaña, los científicos estudiarán las condiciones del agua en torno al volcán submarino de la isla de El Hierro.

INDEMARES: biodiversidad de los montes submarinos canarios

Dos de las quince zonas que se estudian en el proyecto INDEMARES Life+ se encuentran en Canarias, las cuales engloban tres montañas submarinas cuya biodiversidad estudiará el Instituto Español de Oceanografía (IEO) durante el próximo mes a bordo del buque oceanográfico Ángeles Alvariño.

El estudio que dirige Pablo Martín-Sosa Rodríguez, investigador del Centro Oceanográfico de Canarias del IEO, comenzará con la campaña INCOECO 1012 que se desarrollará en la primera de las áreas y que comprende la montaña submarina del banco de la Concepción, al noroeste de Lanzarote. El 14 de noviembre terminará ésta y dará comienzo INFUECO 1112, que tendrá lugar en el área denominada Sur de Fuerteventura, la cial comprende las montañas submarinas del banco de Amanay y El Banquete y que se encuentran entre Gran Canaria y Fuerteventura.

Desde que empezara el proyecto en 2009, se han realizado varias campañas, pero esta será la primera en la que se filmen los fondos marinos gracias a dos robots submarinos capaces de descender a más de 2.000 metros de profundidad. El objetivo es identificar y cartografiar los diferentes hábitats y caracterizar las comunidades que habitan en los fondos y sobre ellos.

Para ello se realizarán muestreos visuales de los hábitats objetivo, mediante el uso del ROV Liropus 2000, un vehículo teledirigido de última generación, recientemente adquirido por el IEO, que permite la toma de imágenes y de muestras a gran profundidad; y el VOR Aphia 2012, un vehículo remolcado, desarrollado por el grupo de Geociencias Marinas del Centro Oceanográfico de Málaga, que permite obtener imágenes digitales simultáneas de video y fotografía de muy alta definición.

Además, la tecnología de última generación disponible a bordo del buque, compuesta por sondas acústicas y de sísmica de muy alta resolución, permitirá realizar mapas muy precisos de los fondos.

Estas prospecciones, extremadamente respetuosas con los hábitats marinos estudiados, ya que se utilizan métodos no intrusivos, se completarán con muestreos directos como la draga de roca, el bou de vara y la draga de fango, necesarias para identificar las especies que se vean en las imágenes recibidas por los vehículos de observación.

Con los resultados obtenidos, los científicos completarán la información necesaria para poder responder al compromiso adquirido por el IEO en el marco del proyecto: inventariar y cartografiar los hábitats y especies sensibles de los tres montes submarinos.

RAPROCAN: la regulación del clima del planeta desde Canarias

El océano transporta cuatro petaWatios de calor al año desde el ecuador hacia los polos, el equivalente a la energía que producirían dos millones de centrales eléctricas trabajando conjuntamente. Aproximadamente un tercio de este calor se transporta por el denominado Bucle Latitudinal, el cual pasa por el norte de las Islas Canarias.

Para poder comprender los mecanismos que gobiernan estos procesos de variabilidad interna del océano y, por tanto, del clima terrestre, es necesario disponer de observaciones sistemáticas y con registros durante largos períodos de tiempo, tal como han establecido los más importantes organismos internacionales con competencias en clima mundial.

Actualmente existen muy pocas series oceánicas de larga duración en el mundo, que permitan un estudio de los cambios en las masas de agua y de los importantes fenómenos asociados a este Bucle. Las Islas Canarias están inmersas en el margen oriental del giro subtropical del Atlántico Norte, por lo que se encuentran en un lugar privilegiado para el estudio de las variaciones del Bucle Latitudinal.

Para tal fin, el Centro Oceanográfico de Canarias del Instituto Español de Oceanografía (IEO) creó en el año 2006 el proyecto RAPROCAN (RAdial PROfunda de CAnarias) para dar continuidad y estabilidad a las observaciones realizadas por otros proyectos nacionales e internacionales sobre las mismas estaciones de muestreo en los años 90 (CANIGO, ORCA, CORICA, etc). RAPROCAN está formado por un equipo multidisciplinar de investigadores, liderado por el departamento de Medio Marino del Centro Oceanográfico de Canarias y con la colaboración de científicos de otras instituciones de investigación en ciencias marinas, como la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Banco Español de Algas.

El objetivo principal del proyecto RAPROCAN es sistematizar una radial profunda de muestreo al norte de Canarias, así como la instalación de una estación fija entre Lanzarote y la costa africana (EBC, Eeastern Boundary Current, Corriente de Frontera Este). Todo ello permitirá a los investigadores conocer las escalas de variabilidad estacionales, anuales y decadales de la parte Este del Giro Subtropical del Atlántico Norte y de las masas de agua de la Cuenca Canaria.

RAPROCAN comenzará su estudio en el pasaje entre Lanzarote y la costa africana, en el cual el proyecto dispone de un punto de muestreo fijo, denominado EBC. En este punto se llevan ya más de 14 años tomando los datos de temperatura, salinidad y corrientes, de sde la superficie hasta los 1.280 metros de profundidad. EBC es un referente mundial en términos del cálculo del transporte calor y variaciones de temperatura y salinidad del archipiélago, y sus resultados han sido publicados en más de una decena de artículos científicos de carácter internacional.

Una vez muestreado el EBC, el estudio se dirigirá por el norte del archipiélago canario hasta el oeste de la isla de La Palma, en lo que se conoce como Radial Profunda. Una vez finalizado este estudio, la campaña continuará en la isla de El Hierro, donde se realizará un estudio físico-químico-biológico para evaluar el estado de las aguas alrededor del nuevo volcán submarino.

RAPROCAN recorrerá más de 900 millas náuticas, en las que se realizará un total de 35 estaciones oceanográficas desde la superficie hasta el fondo oceánico, se medirán más de 40 parámetros físico-químico-biológico: temperatura, conductividad, presión, velocidad de la corriente, oxígeno disuelto, nutrientes, dióxido de carbono, pH, alcalinidad, fluorescencia, fitoplancton, zooplancton, bacterias, etc.

Este equipo de científicos, liderado por Eugenio Fraile, investigador del Centro Oceanográfico de Canarias del IEO, fue el responsable de los estudios de las variaciones de las propiedades físicas, químicas y biológicas en las aguas afectadas por la erupción submarina de la isla de El Hierro durante la crisis volcánica: el proyecto Bimbache. RAPROCAN pondrá especial interés en el muestreo al sur de la isla de El Hierro, ya que los datos recogidos durante esta campaña serán fundamentales para continuar con “una de las series de datos más ricas y novedosas de las últimas décadas a nivel mundial en cuestión de erupciones submarinas”, tal y como destacó la revista Scientific Reports, de la prestigiosa editorial Nature, en la que este equipo ha publicado recientemente los resultados preliminares del estudio.
En este contexto, el Ministerio de Economía y Competitividad, dentro del Plan Nacional de proyectos de Investigación Fundamental no Orientada, acaba de aprobar a este mismo equipo multidisciplinar el proyecto VULCANO, que estudiará durante los próximos dos años las variaciones de las propiedades físicas, químicas, biológicas y geológicas de la zona de erupción submarina.