/* publisuites */ La Comisión Europea pone en marcha uno de sus proyectos más ambiciosos para conocer la biodiversidad y estado ambiental de los mares comunitarios

02 noviembre 2012

La Comisión Europea pone en marcha uno de sus proyectos más ambiciosos para conocer la biodiversidad y estado ambiental de los mares comunitarios




La Comisión Europea lanza, con fecha 1 de noviembre, uno de sus proyectos más ambiciosos en materia de biodiversidad marina, con el objetivo de conocer el estado ambiental de los océanos. Se trata de una iniciativa para cuatro años que cuenta con un presupuesto de doce millones de euros, de los que nueve son financiados por el Séptimo Programa Marco de la Unión Europea, y que recibe el nombre de DEVOTES (DEVelopment Of innovative Tools for understanding marine biodiversity and assessing good Environmental Status"). El trabajo está coordinado por el centro tecnológico AZTI-Tecnalia, con sede en el País Vasco, y cuenta, asimismo, con la participación de investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), de Barcelona.

Más de 250 investigadores pertenecientes a 23 centros de investigación de 12 países de la Unión Europea, además de Ucrania, Turquía, Arabia Saudí y USA, trabajarán conjuntamente para mejorar el conocimiento del impacto de las actividades humanas y el cambio climático en la biodiversidad marina. Los expertos analizarán los indicadores existentes, y desarrollarán otros nuevos, para evaluar la biodiversidad de manera armonizada en los cuatro mares regionales (mar Báltico, océano Atlántico, mar Mediterráneo y mar Negro). La primera reunión de trabajo tendrá lugar los días 6 a 9 de noviembre, en Palma de Mallorca.

Para llevar a cabo con éxito estos objetivos, los científicos se proponen desarrollar y validar herramientas innovadoras que interrelacionan teoría ecológica y realidad de una forma integrada (incluyendo sensores remotos, modelización y genómica, entre otras), con el fin de avanzar en la comprensión de los cambios que se producen en los ecosistemas y la biodiversidad. Con toda la información recabada a lo largo del proyecto, los expertos propondrán a las autoridades comunitarias estrategias y medidas que contribuyan a llevar a cabo una utilización sostenible del mar y sus recursos, de manera integrada. Estas medidas abarcarán a todos los agentes relacionados con el medio marino, como gobiernos, convenios internacionales, industrias (pesca, acuicultura, transporte marítimo, etc.).

El grupo de expertos estará dirigido por el doctor en biología Ángel Borja, miembro de la Unidad de Investigación Marina de AZTI-Tecnalia. El investigador considera que "es de importancia estratégica conocer las principales afecciones al medio marino y a la biodiversidad, porque este conocimiento nos dará las claves de cómo protegerlos". En su opinión, el proyecto "permitirá avanzar hacia cómo deberían evolucionar las políticas europeas para fomentar el desarrollo sostenible y la evaluación del estado de nuestros mares". Ángel Borja está convencido de que DEVOTES "reforzará las políticas de cooperación territorial entre los Estados y los mares regionales, tanto en la UE como internacionalmente".

Objetivos de la Estrategia Marina Europea para 2020

DEVOTES se enmarca dentro de la Directiva de la Estrategia Marina Europea, que establece un marco y objetivos comunes para la protección y conservación del medio ambiente marino para 2020, basándose para ello en los mejores conocimientos científicos disponibles. Para alcanzar esta meta, los países deben evaluar el estado ambiental de sus aguas y el impacto de las actividades humanas.

Esta evaluación incluye los siguientes descriptores: alteraciones de la biodiversidad, introducción de especies alóctonas, situación de la pesca, alteración de las cadenas tróficas, eutrofización de las aguas, situación de los fondos marinos, hidrografía, contaminación de las aguas y de los peces, basuras en el mar y ruido submarino. Además, hay que tener en cuenta las principales actividades humanas en el mar y los factores socio-económicos que regulan dichas actividades.

En función de la evaluación de los mares, los Estados definirán los indicadores para determinar el "estado ambiental satisfactorio", así como las medidas concretas para alcanzar dicho objetivo en 2020. Deberán, asimismo, elaborar programas de control coordinados para evaluar periódicamente el estado de las aguas de las que sean responsables y el cumplimiento de los objetivos que hayan definido. DEVOTES será un proyecto capital para poder desarrollar estos trabajos en los años venideros.

La web de Devotes estará disponible próximamente en: www.devotes-project.eu