20 enero 2011

Investigadores del IEO descubren un nueva especie

Investigadores del Instituto Español de Oceanografía han descrito una nueva especie para la ciencia, la tercera especie descrita hasta la fecha en el Área Marina Protegida de El Cachucho. Tras la aceptación por parte de la comunidad científica del isópodo Haplomesus longiramus y del anfípodo Liropus cachuchoensis, los científicos del grupo de investigación ECOMARG del IEO han publicado la descripción taxonómica y ecológica de Politolana sanchezi, un pequeño crustáceo que habita los fondos del sur del Golfo de Vizcaya.
Politolana sanchezi. Foto:IEO
Inmaculada Frutos, investigadora del Instituto Español de Oceanografía (IEO), y Jean Claude Sorbe, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas francés (CNRS), han publicado recientemente en la revista Zootaxa la descripción taxonómica y ecológica de una nueva especie para la ciencia: Politolana sanchezi.
Este pequeño crustáceo isópodo es la tercera especie que los científicos describen y publican en el Área Marina Protegida de El Cachucho por el equipo de investigación del IEO ECOMARG.

Politolana sanchezi mide casi dos centímetros y habita en los fondos blandos del sur del Golfo de Vizcaya y del oeste de Galicia, entre los 480 y los 829 metros de profundidad.

El pequeño crustáceo es capaz tanto de enterrarse en el fango a cinco centímetros de profundidad, como de nadar por encima del fondo hasta, por lo menos, más de un metro sobre el sedimento. Muestra un comportamiento carroñero y bioturbador, como se pudo observar en un experimento trófico realizado con una nasa cebada con peces y colocada en un trineo fotogramétrico durante una de las campañas ECOMARG.

Los ejemplares estudiados se obtuvieron durante las campañas francesas ESSAIS y PROSECAN y las españolas ECOMARG03 y ECOMARG04 mediante diferentes aparatos de muestreo (dos tipos de trineos suprabentónicos, un trineo fotogramétrico y una draga box-corer).

El Cachucho es un punto caliente de biodiversidad donde, sólo hablando del grupo de los crustáceos, se han encontrado más de 40 especies que posiblemente sean nuevas para la ciencia, y una densidad de organismos no descrita en otros lugares del mar Cantábrico. Con ésta ya son tres las especies descritas en casi tres años de investigación. El proceso es bastante lento, ya que no sólo se trata de describir al animal y sus características diferenciadoras, sino que los resultados deben de ser evaluados por el resto de la comunidad científica para que se compruebe realmente que la especie no estaba citada en otras zonas del planeta.