21 enero 2011

Actualizando el Cambio Climático Mediterráneo

El estudio de los efectos del Cambio Climático en el medio marino es un problema complejo que requiere de apropiados sistemas de observación, de una gestión eficiente de los datos generados y de un análisis científico constante que permita la actualización de los resultados obtenidos. Con este objetivo, se está implementando un sistema de observación multidisciplinar en nuestro litoral mediterráneo que aúna y amplía los establecidos anteriormente, que está gestionado por el Grupo Mediterráneo de Cambio Climático del Instituto Español de Oceanografía. El programa RADMED (Series Temporales de Datos Oceanográficos del Mediterráneo) amplía la cobertura espacial de programas anteriores hacia zonas que no estaban bien cubiertas (algunas de especial interés ecológico) así como hacia el mar abierto.

Gracias a este nuevo programa de monitorización medioambiental, así como, a la colaboración de Puertos del Estado, el Instituto de Ciencias del Mar (CSIC) y la Agencia Estatal de Meteorología, que generosamente han colaborado y cedido sus datos oceanográficos y meteorológicos, ha sido posible realizar la Segunda Edición Actualizada del libro Cambio Climático en el Mediterráneo Español, el cual presenta una actualización de las series temporales analizadas en el primer informe.

En esta segunda edición se analizan datos oceanográficos y atmosféricos desde 1943 o 1948, según los casos. Y a modo de resumen podemos decir que desde 1948 hasta mediados de los años 70 se produjo un descenso de la temperatura del aire y la temperatura superficial del mar.  Y desde mediados de los 70 hasta la actualidad ha cambiado esta tendencia con un fuerte ascenso de las temperaturas. El aumento medio de la temperatura superficial del mar para el periodo 1948-2007 varía, dependiendo de la zona de nuestro litoral mediterráneo, entre 0º C y 0.5º C, mientras que la temperatura del aire aumentó entre 0.4º C y 0.9º C.

En profundidades intermedias (200m a 600m) la temperatura aumentó desde 1948 a 2000 entre 0.05º C y 0.2º C, y la salinidad se incrementó entre 0.03 y 0.09. En las capas profundas (1000 a 2000 m) el aumento de temperatura osciló entre 0.03º C y 0.1º C, y el de salinidad entre 0.05 y 0.06.

El aumento de temperatura de las capas intermedias y profundas puede parecer pequeño, pero hay que tener en cuenta el alto calor específico del mar, por lo que incrementos pequeños de temperatura requieren que el mar absorba enormes cantidades de calor. El aumento de salinidad refleja la disminución de las precipitaciones en el Mediterráneo, así como la disminución del aporte de los ríos debido a las construcciones hidráulicas llevadas a cabo en sus cauces.

El nivel del mar disminuyó en el Mediterráneo desde los años 50 hasta mediados de los 90. Ello fue debido a un anómalo ascenso de la presión atmosférica. El descenso de ésta desde mediados de los años 90 y la aceleración del aumento de las temperaturas en la misma década coinciden con un acusado aumento del nivel del mar de entre 2.4 mm/año y 8.7 mm/año. Los datos disponibles sugieren que, además del calentamiento de las aguas otros factores como el aumento de la cantidad de masa de agua pudieran ser responsables de esta aceleración del ritmo de ascenso del nivel del mar.

Si estás más interesado en estos temas y deseas ampliar la información, puedes descargar esta segunda edición en la página web del Grupo Mediterráneo de Cambio Climático.