/* publisuites */ Investigadores del IEO recorrerán una vez más el paralelo 24ºN

29 enero 2011

Investigadores del IEO recorrerán una vez más el paralelo 24ºN

Ocho investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) participarán, a bordo del buque Sarmiento de Gamboa, dentro de la expedición de circunnavegación Malaspina 2010, en el tramo Las Palmas de Gran Canaria –Santo Domingo, la ruta por el paralelo 24ºNorte, la misma que hizo Colón para llegar a América, y la misma que en 1992 recorrió un grupo de científicos del IEO para demostrar por primera vez que el calentamiento global afectaba también al océano profundo, conclusiones que publicó Nature en 1994.

En 1992, coincidiendo con las celebraciones del quinto centenario del descubrimiento de América, el IEO lideró una campaña oceanográfica a lo largo de la ruta de Colón. Este recorrido, de vital importancia para el clima del planeta, era la tercera vez que se estudiaba, -antes lo habían hecho ingleses y estadounidenses en 1957 y 1981-, lo que permitió estudiar la evolución de la temperatura en los últimos 35 años y demostrar que
el cambio climático afectaba también a las aguas profundas e intermedia y no sólo a la superficie.

El estudio de esta importantísima sección del océano, publicado en 1994 en la revista Nature por el investigador del IEO Gregorio Parrilla (actualmente jubilado), no ha cesado desde entonces. Investigadores del Centro Oceanográfico de Canarias del IEO, junto a investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), liderados por Pedro Vélez (IEO), Alonso Hernández Guerra (ULPGC) y Eugenio Fraile (IEO) han continuado esta labor y, juntos, han creado un equipo de investigación líder en oceanografía física.

El comportamiento del océano en esta latitud, donde se localiza el máximo transporte de calor hacia altas latitudes, un proceso fundamental para el clima del planeta que genera una potencia calorífica equivalente a medio millón de centrales y que tiene en vilo a los oceanógrafos de medio mundo, no deja de revelar novedades, en algunos casos desconcertantes.

Un trabajo publicado recientemente en la revista Journal of Physical Oceanography por Pedro Vélez y el equipo IEO-ULPGC, ha constatado el aumento progresivo de la temperatura desde 1957 que Gregorio Parrilla demostró en el 1992. Además, Pedro Vélez, gracias a una nueva campaña que tuvo lugar en 2004 y datos provenientes de la red Argo, ha demostrado que esta tendencia continuó hasta 1998 pero que desde
entonces y hasta 2006 la temperatura ha disminuido volviendo a valores que podrían considerarse “normales”. El trabajo de Vélez sugiere que la circulación forzada por el viento podría ser responsable de este “inusual” comportamiento de la temperatura en esta sección, comportamiento del que con seguridad podrá saberse más tras la campaña que comienza.

Por otro lado, un trabajo, publicado recientemente por el mismo equipo, y esta vez liderado por Alonso Hernández-Guerra, sugiere que los cambios en el transporte de calor por el océano a través del Atlántico subtropical son mucho menores de lo observado hasta la fecha.

La nueva campaña, salvo en sus extremos, hará el mismo recorrido que las anteriores, recorrerá las mismas estaciones de muestreo y recogerá el mismo tipo de datos. Durante la campaña, además se desplegarán 12 boyas perfiladoras Argo en el recorrido. Estos instrumentos son capaces de tomar medidas de temperatura y salinidad en los primeros 2000 metros del océano, pues realizan un perfil cada diez días y envían la información vía satélite. De este modo se complementarán las medidas tomadas de forma directa desde el Sarmiento de Gamboa. Estas boyas se sumarán a las más de 3.000 que se distribuyen por todos los océanos, y que forman parte de un proyecto internacional cuyo responsable en España es Pedro Vélez.

Nota de prensa enviada por el IEO