01 abril 2013

Constatan nuevas anomalías en las inmediaciones del volcán submarino de El Hierro




Investigadores del Centro Oceanográfico de Canarias del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y del grupo QUIMA de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, han constatado una anomalía significativa en la temperatura, salinidad, pH, alcalinidad y CO2, entre otros parámetros, medidos sobre el volcán submarino, durante la primera campaña del proyecto VULCANO que se desarrolla a bordo del buque oceanográfico Ramón Margalef.

VULCANO acaba de terminar un estudio exhaustivo de tres días de duración en las inmediaciones del volcán submarino de la isla de El Hierro. Se realizaron 36 estaciones hidrográficas desde superficie hasta el fondo para la determinación de más de 40 parámetros físico-químico-biológicos como temperatura, salinidad, concentración de oxígeno, nutrientes, pH, CO2, alcalinidad, pCO2, carbono inorgánico total, clorofila, zooplancton, fitoplancton y bacterias, entre otros. Además, acaba de colocar la primera fase del anclaje submarino sobre el cráter del volcán (video), que permitirá a los investigadores y a cualquier ciudadano a través de su web, conocer el estado del agua sobre el volcán.

Los investigadores han constatado que el volcán submarino continúa registrando parámetros físico-químicos anómalos, como ya lo hicieron durante la campaña RAPROCAN en diciembre de 2012. Ahora, las anomalías son mucho más altas y, además, existe un aumento significativo de la temperatura del agua ligada al fondo de hasta 3 grados. El pH medido ha sido de 7.4, lo que supone una acidificación de 0.5 puntos con respecto a condiciones normales. La salinidad, la alcalinidad y el carbono inorgánico total presentan también valores altos con respecto a lo normal. Sin embargo, en ningún caso se detectaron concentraciones significativas de compuestos reducidos de azufre. A falta de un análisis definitivo, las comunidades de zooplancton presentan valores de abundancia y biomasa relativamente normales.

VULCANO pone rumbo ahora a la zona noroeste de la isla de El Hierro, epicentro de los recientes sismos con magnitudes de hasta 4.9 en la escala de Richter, donde continuará con los estudios de la columna de agua.