23 julio 2012

Las especies invasoras causan enormes daños entre los peces




Investigadores italianos sugieren que una de las principales limitaciones de las formas espacialmente explícitas de la conservación marina, como las zonas marinas protegidas (ZMP), es que estas áreas no se pueden proteger de las principales amenazas, como son las modificaciones en las costas y los cambios en los regímenes hidrodinámicos y sedimentarios, así como la propagación de especies exóticas. Las especies alóctonas, concretamente el alga verde Caulerpa racemosa, han invadido el mar Mediterráneo y otras ZMP, repercutiendo de manera significativa en los hábitos alimentarios de las especies demersales y afectando potencialmente a su vez a las poblaciones de peces.

El estudio, publicado en la revista PLoS ONE, ha sido parcialmente financiado por el proyecto Perseus («Investigación medioambiental marina orientada a las políticas en los mares del sur de Europa»), que ha recibido casi 13 millones de euros a través del Tema «Medio Ambiente» del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE.

Los investigadores, dirigidos por el consorcio CoNISMa de la Universidad de Salento (Italia), evaluaron las costas septentrionales del mar Jónico de la parte sudoriental de Italia para conocer la frecuencia y alcance de la interacción entre el alga invasora y el sargo común endémico (Diplodus sargus). Descubrieron que el sargo se alimenta de C. racemosa y, a su vez, acumula en muchos de sus tejidos el alcaloide caulerpina.

Los autores afirmaron que «apenas se ha investigado las relaciones entre los mecanismos subcelulares de los metabolitos de algas y los efectos indirectos sobre la biodiversidad marina. A luz de los resultados obtenidos, el estudio se ocupó de investigar los efectos de esta nueva interacción trófica a través de la medición de las respuestas toxicológicas a diferentes niveles bioquímicos y fisiológicos en los organismos que viven tanto en entornos invadidos como no invadidos. Mediante la combinación de la química orgánica, la ecotoxicología y la ecología, el estudio intenta dilucidar el impacto potencial de C. racemosa sobre D. sargus, aportando nuevos conocimientos sobre los mecanismos celulares a través de los cuales las invasiones biológicas pueden afectar a la biodiversidad marina y, por lo tanto, a la eficacia de los regímenes de protección».

El equipo identificó once alimentos principales que se encuentran en los estómagos del sargo, siendo C. racemosa el más importante en términos de frecuencia y por la relativa importancia que tiene en este pez. También se observó una interacción negativa entre las especies invasoras y las nativas, especialmente cómo han cambiado la disponibilidad o calidad de los nutrientes, la comida y los recursos físicos.

Como se afirma en el estudio, «Caulerpa racemosa ha pasado a convertirse en un alimento principal de la dieta de esta especie de pez». «Aquí confirmamos la frecuencia del alga invasiva en el contenido estomacal del pez con la consiguiente acumulación de caulerpina en sus tejidos. El cambio de una dieta compuesta por animales y plantas a una basada fundamentalmente en esta alga invasiva podría influir en las propiedades organolépticas y la calidad de la nutrición de este recurso pesquero de alta importancia económica. El valor nutricional, sabor y aroma del filete de pescado depende, de hecho, de la cantidad de grasas y composición de los ácidos grasos y de los aminoácidos de los músculos que se ven todos fuertemente influidos por los antecedentes dietéticos».

Para más información, consulte:

Universidad de Salento.

PLoS ONE.