10 mayo 2011

Se confirma el incremento de temperatura del Atlántico Norte durante la primera década del siglo XXI


En el simposio del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) y NAFO (Organización de las Pesquerías del Atlántico Noroeste), organizado en España por el Instituto Español de Oceanografía (IEO), se confirma el incremento de temperatura del Atlántico Norte durante la primera década del siglo XXI.

Las primeras ponencias del importante encuentro científico internacional sobre medio ambiente y ecosistemas marinos que se realiza desde hoy, martes 10, hasta el jueves en Santander, confirman que la temperatura del mar se incrementó en la mayor parte de la zonas del Atlántico Norte durante la primera década del siglo XXI, siendo especialmente importante dicho aumento en el Mar del Norte y zonas próximas.

Por otra parte, según informó Ken Drinkwater, del Institute of Marine Research de Noruega, los datos aportados parecen indicar que los patrones de la Oscilacion Noratlántica (NAO), utilizados internacionalmente para estudiar la variabilidad climática, han sido menos adecuado durante la última década que lo fueron en el pasado. Esto obliga a tener precauciones en la utilización de estos índices, y no puede descartarse que sea necesario utilizar otros indicadores.

El organizador local del evento es el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el simposio se lleva a cabo en España gracias al apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación, la Consejería de Medio Ambiente y la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, la Fundación Botín, la Universidad de Cantabria (Cantabria Campus de Excelencia Internacional), el Ayuntamiento de Santander y la Agencia Estatal de Meteorología.

Durante el congreso se expondrán los resultados de multitud de estudios, todos ellos orientados a entender la variabilidad del clima en el medio marino y sus ecosistemas durante la última década.

Entre ponencias y paneles, se presentarán más de 120 trabajos, resultados de la observación de los efectos del cambio climático en los diferentes aspectos del océano, desde la dinámica de sus corrientes hasta su composición química o el estado de sus poblaciones.

Fuente: IEO