12 septiembre 2011

Estudian la respuesta del plancton a la radiación solar




Investigadores del Instituto de Ciencias del Mar (ICM), conjuntamente a técnicos de la Unidad de Tecnología Marina (UTM), ambas instituciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), participarán en la campaña oceanográfica SUMMER2011, a bordo del buque oceanográfico Garcia de Cid, entre el 12 y el 23 de septiembre de 2011.

La expedición, financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación, tendrá lugar en el mar Catalano-Balear y pretende investigar el papel que la radiación solar, y especialmente la parte de radiación ultravioleta, tiene sobre la fisiología y la actividad del plancton marino más pequeño.

Durante diez días, los investigadores seguirán una masa de agua superficial, utilizando tres boyas que se mantendrán localizadas mediante satélite.

En este tiempo, se llevarán a cabo dos ciclos intensivos de 48 horas para medir la actividad del plancton y se medirán la radiación solar que penetra al mar, su absorción por parte de la materia orgánica disuelta y particulada y la eficiencia fotosintética.

Al mismo tiempo, se estudiarán los niveles de producción primaria y bacteriana, la producción de radicales de oxígeno intracelular, la actividad respiratoria bacteriana, y la producción en traza de gases de interés climático.

Esta campaña cuenta con una nueva herramienta metodológica: los científicos utilizarán un sistema de muestreo tipo “yo-yo” que permitirá bombear agua de mar de forma continuada entre 0 y 50 metros de profundidad y estudiar, con un detalle inusual, cómo el estado fisiológico del plancton y la producción de gases cambian a lo largo del día y en función de la profundidad.

A bordo del barco se llevarán a cabo varios experimentos con el objetivo de aclarar qué parte de luz del sol, y a qué profundidades, causa más estrés fisiológico en los microorganismos marinos, y qué consecuencias tiene en la biogeoquímica del océano superficial. Para llevar a cabo estos experimentos las comunidades planctónicas que se encuentren en el mar serán expuestas a diferentes condiciones de intensidad y calidad de la radiación solar.

Como comenta Rafel Simó, investigador del ICM-CSIC y responsable del proyecto, “esta expedición será sin duda uno de los estudios más detallados que nunca se hayan hecho de la ecofisiología del plancton microbiano relacionada con la luz”.

Los datos resultantes de la campaña alimentarán un modelo hidrofotobiológico desarrollado por investigadores de la UTM que, como explica Oliver Ross, de la UTM, “intentará reproducir la respuesta de los microorganismos del plancton a los cambios de luz que origina el movimiento del agua”. Todo un reto porque, como explica Simó, “en el mar no sólo pasan las horas y las estaciones, sino que todo está en constante movimiento”.

Fuente: CSIC