/* publisuites */ Entendiendo los escapes de gas del fondo del Océano Ártico

05 septiembre 2011

Entendiendo los escapes de gas del fondo del Océano Ártico




Una campaña oceanográfica liderada por el National Oceanography Centre de Southampton frente a Noruega para determina como se producen los escapes de metano el fondo marino debajo del hielo Artico, ha descubierto amplias bolsas de gas y numerosos canales por los que alcanza el fondo del mar.

El metano es un poderoso gas invernadero y la investigación, llevada a cabo la semana pasada a bordo del B/O James Clark Ross, mejorará el conocimiento de sus orígenes en este área, sus rutas hacia el fondo marino y cómo podría incrementar los escapes de gas por el calentamiento de los océanos. Esto podría tener unas importantes implicaciones para el cambio climático global y la acidificación del océano.

En condiciones de altas presiones y bajas temperaturas como las que ocurren en el fondo del océano profundo, el metano de gas y el agua se combinan para formar una sustancia cristalina, sólida, los hidratos de metano. Si el océano se calienta, el hidrato puede llegar a desestabilizarse y el gas metano es liberado de forma que puede formar plumas de burbujas.

Plumas como éstas, se descubrieron en el mismo área en el año 2008, durante una campaña a bordo del James Clark Ross, evidenciando la presencia de gas y el movimiento de fluidos en el fondo marino. Lo que no quedaba claro era cómo el gas escapaba hacia el océano.

El sistema de sonar SYSIF de Ifremer produce imágenes detalladas que alcanzan los 100 a 200 m por debajo del fondo marino, mostrando está en algunos lugares atrapado y en otros está viajando hacia la superficie del fondo del mar através de estrechas fractura y tuberías. Un sistema de sísmica remolcado en la superficie del mar suministra imágenes de bolsas de gas más allá del alcance del sistema de sonar.

Más información.