10 marzo 2011

Biología por el día y Física por la noche


Investigadores del IEO llevarán a cabo tres campañas simultáneas, una de evaluación pesquera y dos de oceanografía física

La polivalencia del buque oceanográfico Cornide de Saavedra y su eficiente aprovechamiento permitirán que, en el mismo viaje, investigadores del IEO realicen tres campañas oceanográficas simultáneas en el Golfo de Cádiz: una de evaluación pesquera, que se llevará a cabo durante el día, y dos de oceanografía física y biológica, que se desarrollarán durante la noche.
El 9 de marzo, a bordo del buque oceanográfico Cornide de Saavedra, investigadores de los centros oceanográficos de Cádiz y Málaga del Instituto Español de Oceanografía (IEO), ha comenzado de forma simultánea tres campañas oceanográficas en aguas del Golfo de Cádiz: ARSA, cuyo objetivo es evaluar el estado de los recursos pesqueros demersales; INGRES, durante la cual se estudiará la dinámica e hidrografía de las masas de agua profunda Mediterránea que llega al Atlántico; y STOCA, en la que se estudiarán las condiciones físicas y biológicas del medio para continuar así con las labores de observación y monitorización en esta región.

Las labores de la campaña ARSA tendrán lugar durante el día y su objetivo es estimar la abundancia de las principales especies que pesca la flota de arrastre del golfo de Cádiz. Dichos recursos están constituidos por una gran variedad de especies, entre las que cabe destacar la merluza, la gamba, la cigala, el jurel, el pulpo, el choco y el salmonete. Se tiene previsto muestrear en un total de 44 estaciones de pesca, cubriendo la batimetría desde los 20 de profundidad hasta los 700, a partir de seis millas de la costa.

Durante la noche, las labores a bordo cambiarán radicalmente y los investigadores que descansaron durante el día se pondrán manos a la obra para llevar a cabo las campañas INGRES y STOCA.

La campaña INGRES continúa con el programa de mediciones que, desde 2004, lleva a cabo un equipo de científicos de la Universidad de Málaga y del IEO, y que consiste en el análisis de las variables dinámicas e hidrológicas en el umbral de Espartel, la profundidad mínima del suelo marino que conecta África y Europa y que se encuentra frente al cabo de Trafalgar a 280 metros de profundidad. Estas mediciones están generando una valiosa serie temporal, que está permitiendo saber más acerca de las aguas Mediterráneas profundas que llegan al Atlántico.

Por otro lado, STOCA supone el estudio sistemático de las aguas del golfo de Cádiz para determinar la variabilidad oceánica. Para ello, en cada una de las 16 estaciones de muestreo establecidas, se tomarán muestras de plancton, se realizarán perfiles y se tomarán muestras de agua a diferentes profundidades. Esta actividad se realizará de forma conjunta entre investigadores del Centro Oceanográfico de Cádiz del IEO así como de la Universidad de Cádiz.