01 enero 2012

Presentan a la Fundación Polar Española

La Facultad de Navales de la Universidad Politécnica de Madrid fue el escenario elegido para comunicar, el pasado miércoles 21 de diciembre, la creación de la Fundación Polar Española. En un ambiente cargado de significados, el acto constituyó todo un homenaje a las dos tripulaciones que formaron parte de la expedición “Antártida 8611” y que propiciaron la aceptación de España como socio de pleno derecho de la Convención de Recursos Vivos Marinos Antárticos, en 1987.

Jesús Panadero Pastrana, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales, empezó
dando la bienvenida a todos y explicando la historia de la Facultad de Navales y su esperanzador
futuro. A continuación, dio paso a José María Amo, vicepresidente ejecutivo de la recién constituida
Fundación Polar Española quien expuso cómo empezó el proyecto Desafío Hipatia y cómo este
acabó fusionándose con la creación de dicho organismo: “Hace unos años entré por la puerta con
una idea en mente, que se podría construir un barco como si fuera un mecano. Tras llevar el
proyecto a varios ingenieros, me pusieron en contacto con una eminencia en construcción naval,
Francisco Fernández González, que fue quien me animó a sacar adelante el proyecto. Dicho barco,
además, daría la vuelta al mundo, por primera vez, de sur a norte y estaría alimentado con
energías renovables. Se nos ocurrió que la construcción fuera pública y que se acompañara de una
exposición. Y nada mejor, que esta tratara sobre la historia de las anteriores expediciones
españolas a las regiones polares: una historia emocionante e increíble. Con la conmemoración del
25 aniversario de la entrada de España en el Tratado Antártico, decidimos constituir una fundación
compuesta por las asociaciones que históricamente en España hayan tenido un carácter científico y
polar: España Proantártida, Asociación España en la Antártida y la Asociación Desafío Hipatia.
Esperamos poder recuperar toda la historia, que está muy desperdigada para poder mostrarla”.

La primera expedición científico-pesquera española denominada "Antártida 8611" forma parte
imprescindible de esa historia. Se trató de un esfuerzo significativo de la Administración española,
después de las grandes expediciones científicas navales del siglo XVIII. Fue la Secretaría General
de Pesca Marítima, bajo la dirección científica del Instituto Español de Oceanografía, quien la
patrocinó. En el verano austral 1986-1987, cien personas, a bordo de los buques pesqueros
españoles con clasificación polar "Pescapuerta Cuarto" y "Nuevo Alcocero", partieron de Vigo, con
destino a Ushuaia y la Antártida, para dedicarse a la investigación, el primero, y a realizar
actividades mixtas de investigación y prospección pesquera comercial, el segundo. La expedición
duró hasta el 7 de febrero de 1987 y, durante los 80 días de navegación, recorrieron 11.000 millas y
llevaron a cabo 227 estaciones oceánicas.

El gran trabajo realizado fue reconocido por la Convención de Recursos Vivos Marinos Antárticos
quienes, el 21 de octubre de 1987, aceptaron a España como miembro de pleno derecho de su
Organización. Se valoró para ello, que gran parte de las medidas de ordenación de recursos
naturales adoptados en su sexta reunión se basaron en los resultados científicos obtenidos en la
campaña española, abriendo así la puerta a la Admisión de España como Miembro Consultivo del
Tratado Antártico.

Los resultados y el periplo de esta expedición se encargaron de rememorarlo Carlos Palomo
Pedraza, del Instituto Español e Oceanografía, y Eduardo Balguerías Guerra, director del mismo
Instituto. El primero valoró la labor del Centro de Estudios de la Defensa en el presente y el futuro
de las actividades en la Antártida, mientras que el segundo explicó que el organismo oceanográfico
sigue empeñado en estas investigaciones y no descarta participar en las nuevas que puedan estarse
fraguando. Por último, Balguerías hizo un emotivo homenaje a las personas que participaron en la
expedición pero que ya han fallecido.

La Fundación recién constituida llevará a cabo, entre otras, las siguientes actividades en los
próximos meses: la edición del libro sobre las Expediciones Polares Españolas, la creación del
Museo Polar Español, la búsqueda de pruebas físicas de que la expedición San Telmo fue la primera
en pisar la antártida (con lo que se demostraría que fueron los españoles los descubridores del
continente helado) y la expedición científica del Hipatia alrededor del mundo, en el sentido de los
Meridianos, circunnavegando la Antártida y el círculo polar Ártico.