/* publisuites */ iDrifter: una nueva boya de deriva desarrollada en IMEDEA/SOCIB

13 marzo 2012

iDrifter: una nueva boya de deriva desarrollada en IMEDEA/SOCIB

Una nueva boya de deriva lagrangiana desarrollada por el departamento de Tecnologías Marinas, Oceanografía Operacional y Sostenibilidad (TMOOS) del IMEDEA, en colaboración con la División de Inegeniería y Desarrollo Tecnológico (ETD) del SOCIB, ha sido lanzada recientemente por el SOCIB.



Esta boya de deriva se lanzó al norte de Sóller (Mallorca, Islas Baleares) el 28 de febrero de 2012. Durante el tiempo de vida de la boya (tiempo esperado de vida: 12 meses) los datos en tiempo real y su trayectoria estarán disponibles para su descarga en esta página web.

Este nuevo diseño de boya de deriva minimiza el tamaño y el peso de las boyas estándar (SVP y CODE) mediante la reducción de su consumo de energía. Esta reducción en las características mecánicas se centra en minimizar la amenaza sobre el tráfico marítimo, en caso de que la boya derive hacia zonas costeras. Esta optimización del consumo de energía se ha logrado mediante el uso de las capacidades bidireccionales del sistema de comunicación del satélite IRIDIUM SBD, con el uso de componentes electrónicos de baja potencia, y a partir de varios métodos de ahorro de energía implementadas en el software.

Especificaciones generales:

Comunicaciones: IRIDIUM "Short Burst Data" (SBD)
Posicionamiento: GPS y IRIDIUM
Medidas: Posición GPS, Temperatura superficial del mar, Voltaje de la batería
Métodos de transmisión: Formato estándar internacional (Data Buoy Cooperation Panel, DBCP),Archivo comprimido

Características mecánicas:

Peso: 3Kgr
14 cm de diámetro máximo x 39 cm de altura
Controlador: Microcontrolador ARM7TDMI con tarjeta micro SD de 2GBytes
Tiempo de vida teórica: 20 meses con transmisión de archivos comprimidos, 10 meses transmitiendo mensajes DBCP cada 2 horas.

Boyas de deriva

Las boyas de deriva superficiales son plataformas de observación autónomas que proporcionan trayectorias lagrangianas, de las cuales se pueden inferir las corrientes marinas. Durante su recorrido, que puede durar hasta dos años, también pueden medir otros parámetros de interés, como temperatura superficial del mar o presión atmosférica. La información recolectada se envia a los centros de datos en cuanto la plataforma se conecta a la constelación de satélites.

SOCIB mantiene un programa de boyas de deriva, en el marco del Global Drifter Program (GDP), consistente en lanzamientos periódicos de boyas SVP para cubrir necesidades científicas. Un uso típico de los datos será mapeo de corrientes superficiales, distribución de energía cinética de remolinos y dispersión de particulas (como larvas de peces, plankton o vertidos de hidrocarburos).