30 noviembre 2011

Congelan muestras genéticas de corales de la Gran Barrera australiana


Australia ha congelado muestras genéticas de corales de la Gran Barrera de Coral, situada en el noreste australiano y declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1981, para asegurar su preservación.

Se trata de células embrionarias y espermatozoides de dos especies de corales que formarán parte de un banco de muestras de animales en peligro creado en el Zoológico de Taronga Western Plains en la ciudad de Dubbo, a unos 300 kilómetros al noroeste de Sídney.


La muestras recogidas permitiría fertilizar los huevos con el semen extraído y formar nuevas colonias de corales otra vez.

Los miles de millones de semen de corales y células embrionarias recogidas se conservarán en nitrógeno líquido y podrían servir para producir millones de nuevos corales.


La salud de la Gran Barrera de Coral -que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos- empezó a deteriorarse a partir de 1990, cuando se detectó el primer descenso en su crecimiento, de un 0,3%, debido al doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera. Asimismo, los estudios del Instituto Australiano de Ciencias Marinas, han detectado una menor calcificación en los corales.