15 febrero 2012

El volcán del El Hierro está más somero y aparece un nuevo cono

El equipo de geología y geofísica marina del IEO de Madrid, a bordo del buque oceanográfico Ramón Margalef, ha constatado, en una nueva batimetría, que el volcán submarino de El Hierro ha crecido algo en altura y tiene su cima a unos 120 metros bajo la superficie del agua.


Del día 6 al 8 febrero tuvo lugar la novena campaña oceanográfica BIMBACHE, la serie de estudios que está llevando a cabo el Instituto Español de Oceanografía (IEO), a bordo de su buque Ramón Margalef, para asesorar al comité científico de PEVOLCA, responsable de la seguridad en la crisis volcánica de la isla canaria de El Hierro.

Tras un pre-procesado de los datos, con el fin de facilitar cuanto antes información relevante a PEVOLCA, se ha cartografiado en detalle la zona de erupción al sur de La Restinga, encontrando diferencias respecto al último levantamiento, realizado el pasado 8 de enero.

La cima del cono presenta las más destacables de estas diferencias: un ligero aumento en la cota de su cima, que ahora se encuentra alrededor de los 120 metros, y la aparición de un cono secundario, de 75 metros de altura, adosado a la ladera del cono principal, siendo la profundidad de su cima de unos 200 metros.

Ya en el levantamiento batimétrico, realizado entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre, se apreció un desdoblamiento del cono. Sin embargo, en los trabajos efectuados en enero se observó una única cima, por lo que se deduce que la localización de la emisión de material varía alrededor de la cima principal. Esto concuerda con lo registrado en los ecogramas de la columna de agua, donde se aprecian plumas de emisión en toda la ladera del cono.

La aparición del cono secundario y el mayor cúmulo de material en la ladera, ha provocado un achatamiento de la estructura. La pendiente oscila entre los 25 y 30 grados en sus flancos norte, este y oeste, alcanzando valores de hasta 35 grados de pendiente en el flanco sur y en las proximidades de la cima.

El aumento de volumen es apreciable en algunas zonas del cono principal, pero en comparación con los levantamientos anteriores no es tan significativo. Asimismo, se han encontrado menos plumas de emisión y de menor intensidad en el área eruptiva.

La hidrografía

Tras finalizar el último levantamiento batimétrico, los científicos llevaron a cabo la décima y última campaña BIMBACHE, dedicada una vez más al estudio físico, químico y biológico del agua. En esta campaña, desarrollada del 9 al 13 de febrero, se observaron valores muy altos de ácido sulfhídrico, con un pH que continúa siendo inferior a lo normal y una presión parcial de CO2 muy elevada lo que significa que la zona sigue comportándose como una fuente de este gas hacia la atmósfera. Con los datos obtenidos, los científicos han recomendado al PEVOLCA no permitir el baño ni actividades subacuáticas en la zona de La Restinga.