24 febrero 2012

El Buque Oceanográfico 'Ángeles Alvariño' ya navega

Tal como estaba previsto en el plan de renovación de la flota oceanográfica del Instituto Español de Oceanografía (IEO), el buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha sido botado hoy, viernes 24 de febrero en los astilleros Armón de Vigo.

“Este buque representa lo que queremos para la ciencia española, ya que aporta conocimiento a nuestro sistema y consigue una clara transferencia de valor añadido tecnológico al tejido productivo y, por tanto, a la sociedad”, apuntó la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela.
Por su parte, Eduardo Balguerías, director del IEO, destacó que con “este barco se completa lo más importante del proceso de renovación de la flota oceanográfica del IEO, aportando a toda la comunidad científica española y europea una nueva y fundamental herramienta de investigación”.

El Ángeles Alvariño es una embarcación casi gemela del buque oceanográfico Ramón Margalef, que se sumó a la flota del IEO en septiembre de 2011 y que ha realizado su primera campaña estudiando la erupción volcánica submarina de El Hierro, donde ha tenido un destacado papel.

El Angeles Alvariño tiene 46 metros de eslora y en su construcción y equipamiento se han invertido aproximadamente 20 millones de euros, provenientes del IEO y de fondos FEDER.

El Ángeles Alvariño –como su gemelo el Ramón Margalef– se ha fabricado y equipado íntegramente en España, con diseño y tecnología españoles. Esto ha supuesto que el país se convierta en un referente mundial en la construcción de este tipo de barcos científicos, mejorando la capacidad tecnológica y la posición competitiva de la industria naval española. De hecho, en Europa ambos buques se han convertido en el modelo a seguir para la nueva generación de buques oceanográficos de tipo regional.

¿Cómo es el Ángeles Alvariño?

El Ángeles Alvariño está catalogado como un buque de ámbito regional. Cuenta con capacidad para alojar a 15 investigadores y técnicos, además de sus 12 tripulantes.

También cuenta con un diseño que asegura niveles muy bajos de ruido radiado al agua, lo que le permite trabajar sin alterar el comportamiento natural de la fauna marina. El buque desarrollará su actividad en el ámbito nacional y mares adyacentes, y cuenta con la tecnología más avanzada para realizar investigaciones en geología marina, oceanografía física y química, biología marina, pesquerías y control medioambiental. Además, el barco está preparado para enfrentar situaciones climáticas adversas y preservar la seguridad de sus tripulantes.

El buque cuenta con tres motores generadores diesel de 846 kW y dos motores eléctricos propulsores en tándem de 900 kilovatios. Un sistema de optimización de la eficiencia energética permite aumentar la potencia sin incrementar el consumo. El proyecto del buque tiene la categoría Clean Ship dado su respeto hacia el medio ambiente y la calificación Confort+, que se otorga a los barcos que cumplen las más altas exigencias en materia de habitabilidad y confort para la tripulación. El nuevo buque mejorará notablemente la flota de barcos regionales europeos, que, tal como había establecido la Fundación Europea para la Ciencia (ESF), estaba llegando a un alto nivel de envejecimiento. En ese sentido, el IEO contribuye a aumentar la competitividad científica de España en el ámbito europeo.

Más información y fotografías